viernes, 2 de abril de 2010

¿De dónde salen los números?

Los números surgen de la necesidad de numerar y contar. Los antiguos pastores y agricultores por el Oriente Medio hacían muescas en los palos y tablillas de barro para contar el ganado o las dimensiones de sus campos. Poniendo rayas consecutivamente surgieron los primeros números, |, ||, |||, ... y la necesidad de abreviar notaciones dieron lugar a los numerales actuales, los llamados números arábigos: 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9. El 0 surge muy posteriormente ante la necesidad de representar el vacío. En la actualidad, ante la necesidad de usar máquinas de cómputo, el contar con ayuda de máquinas electromagnéticas queda limitado a lo que es la señal eléctrica o magnética, la presencia o ausencia de electricidad o de campo magnético. Por lo tanto hay que contar en base 2 o un múltiplo de 2, por ejemplo, octal o hexadecimal. Las unidades de memoria mínimas son los bits, y en un bit se puede contar un 0 (ausencia de campo magnético) o un 1 (presencia). Para poder contar más se debe de ampliar el tamaño de la "palabra" de memoria, así se determina éste en 8 bits, dando lugar al byte. Con el byte se puede contar, teniendo en cuenta todas las variaciones con repetición de dos elementos (0,1) en los 8 bits, desde 0 hasta 28=256. Esta posibilidad de contar y numerar da lugar a la codificación ASCII que permite que los primeros ordenadores entiendan los caracteres del alfabeto.

VER ASCII EN WIKIPEDIA